encuentros iberoamericanos para una agenda afrodescendiente

Ya se produjeron dos Encuentros iberoamericanos de Ministros de Cultura para una agenda afrodescendiente en las Américas. Reproduzco más abajo las dos declaraciones firmadas por los gobiernos. 

I Encuentro iberoamericano de Ministros de Cultura para una agenda afrodescendiente en las Américas

Declaración de Cartagena

Fuente: http://www.oei.es/afro03.php

Los Ministerios e Instituciones de Cultura de Angola, Bahamas, Barbados, Brasil, Colombia, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Jamaica, México, Panamá, Paraguay y República Dominicana y los representantes de la Organización de Estados Iberoamericanos -OEI-, la Organización Internacional para las Migraciones – OIM-, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura – UNESCO-, la Fundación Interamericana, la Alianza del Programa Regional de Apoyo a las Poblaciones Rurales de Ascendencia Africana de América Latina – ACUA – y Casa de las Américas de Cuba reunidos en Cartagena de Indias, Colombia, durante los días 16 y 17 octubre de 2008, con el fin de de examinar la situación de la población afrodescendiente en los distintos contextos nacionales, y compartir experiencias de gestión en el campo de la cultura para su reconocimiento hemos elaborado de manera conjunta la siguiente Declaración de Cartagena, Agenda Afrodescendiente en las Américas 2009 – 2019;

Considerando que:

1. La cultura y la diversidad de sus manifestaciones constituye un elemento fundamental de la identidad, el desarrollo y el bienestar de las naciones.

2. Existe en la población afrodescendiente de todos los países, una fuerza y un sentimiento común de unidad y solidaridad que se nutre de la memoria colectiva de la diáspora y de la rica herencia africana, que se expresa y recrea en la diversidad de sus manifestaciones culturales y espirituales.

3. La globalización económica y cultural, así como puede traer oportunidades para los países en el plano económico y en el acceso y circulación de los bienes de la cultura, puede también generar riesgos, amenazas y cambios no deseados que se pueden traducir en pérdidas culturales irreparables y en procesos de homogenización cultural. Es un deber de los gobiernos prevenir estos riesgos y valorar, apoyar y hacer visibles las manifestaciones culturales de los afrodescendientes como una fuerza vital en los procesos de desarrollo y el bienestar de nuestras naciones.

4. Situaciones de pobreza y exclusión social afectan amplios sectores de población afrodescendiente y que las políticas culturales deben contribuir, en el marco de las políticas públicas al cumplimiento de las Metas de Desarrollo del Milenio aprobadas por la Organización de Naciones Unidas.

5. El fenómeno migratorio en las Américas representa importantes cambios sociales, económicos, demográficos y culturales y que los afrodescendientes han desarrollado flujos culturales de doble vía, propiciando el diálogo intercultural y la multiculturalidad, así como han establecido lazos de solidaridad y cohesión social con otros pueblos del mundo.

6. En muchos países se tienen serios vacíos de información histórica, demográfica y socioeconómica sobre la población afrodescendiente, lo que dificulta su auto reconocimiento y la valoración por parte de la sociedad, así como la formulación de políticas culturales incluyentes.

7. Es necesario avanzar en la consolidación de un entorno institucional favorable y en la adopción de medidas que contribuyan a fortalecer de manera permanente el diálogo intercultural para asegurar la implementación de políticas públicas de inclusión social.

8. Los medios de comunicación e información deben jugar un papel fundamental como vehículo y expresión de la diversidad cultural incluyendo los valores culturales de los afrodescendientes y contribuir a prevenir la discriminación y la exclusión social.

9. La riqueza de las expresiones artísticas y espirituales del patrimonio cultural afrodescendiente es factor de desarrollo que se debe salvaguardar, fomentar y aprovechar en función del bienestar de las comunidades.

10. La cooperación cultural entre los países de las Américas y los de África debe contribuir a la consolidación de lazos permanentes y sostenibles de unidad, integración y solidaridad.

Nos comprometemos a integrar progresivamente en nuestras respectivas políticas de cultura las acciones conducentes a:

1. Garantizar a la mayoría de la población afrodescendiente el acceso a bienes y servicios culturales pertinentes y de calidad, con especial énfasis en las nuevas tecnologías.

2. Apoyar y fortalecer la generación y divulgación de estudios y sistemas de información sobre la situación de las comunidades afrodescendientes, su patrimonio cultural y espiritual, así como sus creaciones artísticas e intelectuales para la formulación de políticas culturales.

3. Promover que los sistemas educativos revaloricen y restablezcan la memoria histórica del aporte de los afrodescendientes a la construcción de nuestras naciones. De igual manera, avanzar en la revisión de los textos y materiales educativos sobre la historia de los países para hacer visible la contribución de los afrodescendientes al desarrollo de las naciones.

4. Facilitar el acceso de los afrodescendientes e investigadores del tema, a todas las fuentes de documentos, como las Historias Generales de la UNESCO, y archivos históricos pertinentes, tales como el Archivo de Indias (Sevilla, España), procurando, mediante un proceso formativo y de asistencia técnica, que cada país tenga o fortalezca al menos un centro y una red de documentación.

5. Crear centros y programas para el estudio, documentación y fomento de las lenguas nativas y criollas, sus ricas variaciones dialectales y la tradición oral y literaria de los afrodescendientes.

6. Apoyar la visibilización del aporte de la población afrodescendiente a la construcción y desarrollo de los países, sus regiones y localidades a través de los museos nacionales y comunitarios.

7. Conmemorar oficialmente la abolición de la esclavización.

8. Promover, en el marco de la presente Declaración, una campaña de sensibilización en los diferentes países que propenda al auto reconocimiento y la afirmación de la población afrodescendiente en sus valores y su patrimonio cultural y espiritual. Y recomendar a los gobiernos, incluir la variable de pertenencia étnica, por auto reconocimiento, en los censos de población y encuestas de hogar y calidad de vida.

9. Establecer un programa de becas, intercambios y pasantías de investigadores de la cultura, artistas, maestros y gestores culturales para el avance y conocimiento sobre las comunidades afrodescendientes.

10. Adoptar medidas de apoyo a las industrias y emprendimientos culturales afrodescendientes tales como la creación de portafolios de iniciativas culturales y esquemas de circulación, protegiendo sus derechos colectivos e individuales.

11. Estimular procesos de comunicación en diferentes medios para superar la exclusión social, a través de la producción de contenidos propios por las comunidades afrodescendientes e instando a los medios masivos de comunicación a adoptar formas de representación, apropiadas y coherentes con su cultura y aspiraciones.

12. Promover y contribuir desde las políticas culturales al desarrollo de programas orientados a los afrodescendientes más vulnerables que contribuyan a mejorar sus condiciones de vida.

Aprobado en sesión plenaria, en el Encuentro Iberoamericano Agenda Afrodescendiente en las Américas, en Palenque de San Basilio, Colombia.

II Encuentro iberoamericano de Ministros de Cultura para una agenda afrodescendiente en las Américas

Declaración de Salvador

Los Ministros, Autoridades y representantes de los Ministerios e Instituciones de Cultura de Barbados, Brasil, Colombia, Cuba, Ecuador, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Uruguay y Venezuela, así como los representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), y del Programa de Apoyo a los Pueblos Afrodescendientes Rurales de América Latina y del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (ACUA-FIDA), y reunidos en Salvador, Brasil, los días 25 y 26 de mayo de 2010, con el fin de profundizar el intercambio de experiencias sobre políticas públicas y actuaciones específicas para la implementación de la Agenda Afrodescendiente de las Américas 2009-2019, y:

Destacando la relevancia conceptual y politica de la “Conferencia mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia”, realizada en Durban, en septiembre de 2001, así como de las propuestas contenidas en su Declaración y Programa de Acción;

Recordando el contenido de la Declaración de Cartagena, firmada en el ámbito del I Encuentro Iberoamericano de Ministros de Cultura para la Agenda Afrodescendiente en las Americas, realizada en Cartagena de Indias, Colombia, los dias 16 y 17 de octubre de 2008;

Reconociendo como exigencia etica de los Estados, el valorar los aportes de los afrodescendientes en la formación de nuestras culturas, nuestras historias y de nuestras naciones;

Celebrando la fuerza de la diáspora africana como fuente de inspiración para estrechar los lazos de fraternidad y unidad cultural ente los pueblos de América;

Afirmando la importancia de la participación activa de las poblaciones afrodescendientes en los procesos de construcción política y desarrollo socioeconómico de sus países;

Resaltando la necesidad de estrechar lazos de solidaridad entre América Latina, el Caribe y África, para valorizar la matriz común africana de nuestras culturas y promover los derechos de los afrodescendientes;

Destacando el protagonismo de las mujeres afrodescendientes y su rol decisivo en el reencuentro y fortalecimiento de la Diáspora Africana;

Teniendo en cuenta que los medios y las tecnologías de la información y la comunicación constituyen elementos esenciales del proceso de valorización de las identidades afrodescendientes;

Recordando que el año de 2010 fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas Año Internacional de Acercamiento de las Culturas;

Saludando la decisión de la Asamblea General de la ONU que declaró 2011 el Año Internacional de las personas de ascendencia africana;

Considerando que la cooperación internacional es el medio eficaz y multiplicador de experiencias y potencialidades nacionales, que favorecen la consolidación de directivas comunes en las políticas públicas para los afrodescendientes;

ACUERDAN:

1. Aunar esfuerzos en la creación de mecanismos institucionales e instrumentos de cooperación que refuercen la solidaridad entre América Latina, el Caribe y África, en el plano gubernamental y de la sociedad civil;

2. Crear la Secretaría Pro-témpore de la Agenda Afrodescendiente en las Américas, designando a la Fundación Cultural Palmares, de Brasil, para ejercer esta función hasta el tercer Encuentro;

3. Fortalecer el Observatorio Afrolatino y del Caribe con esquemas de cooperación nacional que permitan la circulación de contenidos, con una plataforma interactiva que maximice la difusión y el acceso a la información así como su uso para la elaboración y ejecución de políticas publicas;

4. Poner en marcha iniciativas de estímulo al desarrollo artístico así como el intercambio de manifestaciones culturales de origen afrodescendiente entre los Estados-parte de la Agenda, tales como becas, pasantías, residencias artísticas y participación en actividades culturales;

5. Salvaguardar las religiones y los espacios culturales de matriz africana, reconociendo su importancia para la formación social y vitalidad cultural de América Latina y el Caribe;

6. Fomentar la coproducción audiovisual y su circulación, para recuperar la memoria histórica y social de las poblaciones afrodescendientes en los paises de América Latina y el Caribe;

7. Estimular la edición y distribución de publicaciones y material didáctico­pedagógico, en soportes papel y digital, sobre el aporte de los afrodescendientes al proceso de construcción de las naciones de América Latina y el Caribe;

8. Promover la reinterpretación y reconceptualización de la historia, cultura y tradiciones de los pueblos afrodescendientes para su inclusión en programas educacionales para la infancia y la juventud;

9. Promover la investigación, enseñanza local y difusión cultural de las lenguas de los pueblos afrodescendientes;

10. Resaltar la importancia de la adopción de medidas de acción afirmativa en los diferentes campos, tales como la educación, particularmente la educación superior, y el acceso al empleo, entre otros;

11. Promover el acercamiento, intercambio de experiencias e iniciativas de cooperación entre instituciones de los países de la América Latina y el Caribe dedicadas a la promoción de la igualdad de derechos y oportunidades y valorización de la cultura de matriz africana;

12. Promover iniciativas de cooperación destinadas al desarrollo de capacidades, apoyo al emprendimiento y fomento de la economia de la cultura y mercados culturales entre las poblaciones afrodescendientes;

13. Fortalecer iniciativas culturales que favorezcan la inserción social de los afrodescendientes urbanos marginados, con especial énfasis en la juventud;

14. Adoptar medidas que aseguren los derechos culturales de las comunidades rurales afrodescendientes, en temas como la preservación de lenguas y tradiciones culturales y la protección de los conocimientos tradicionales;

15. Profundizar acciones que favorezcan la promoción de una imagen digna de los afrodescendientes mediante el uso de los medios de comunicación y contribuir al desarrollo de lenguajes que eleven su auto-estima;

16. Visibilizar el protagonismo de las mujeres afrodescendientes en la historia de sus comunidades y de la sociedad y apoyar sus proyectos de fortalecimiento organizativos y culturales;

17. Desarrollar iniciativas conjuntas para la valorización y salvaguardia del patrimonio cultural material e inmaterial de las comunidades afrodescendientes;

18. Designar la presente reunión “II Encuentro Afrolatino y Caribeño” y adoptar esta denominación en los siguientes encuentros de la Agenda Afrodescendiente en las Américas;

19. Reconocer la contribución del trabajo desarrollado por la UNESCO en el proyecto “Ruta del Esclavo” para la promoción de la cultura y la memoria africana y afrodescendiente, y recomendar la difusión y distribución masiva de sus contenidos.

Adicionalmente, recomiendan profundizar, a partir de las experiencias nacionales, el proceso de reflexión e intercambio de conocimientos sobre los temas de la agenda afrodescendiente, mediante la celebración de encuentros y actos académicos, científicos y culturales.

Los participantes agradecen al Ministerio de Cultura de Brasil y al Gobierno del Estado de Bahia por el esfuerzo de organización de esta reunión y la excelente acojida en la ciudad de Salvador.

Salvador, 26 días de mayo de 2010.

Anuncios

Un comentario en “encuentros iberoamericanos para una agenda afrodescendiente

  1. Pingback: sujetossujetados | cultura y política

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s